Inicio >>  Alimentación, Tratamiento  >>  Plantas medicinales

Plantas medicinales

Existen un gran número de infusiones de bases herbales son efectivos relajantes cuyos resultados pueden en ocasiones equipararse a los que ofrecen los fármacos habituales.  Las plantas medicinales pueden aliviar el estrés y la ansiedad del individuo, aunque se recomienda seguir un tratamiento depurativo paralelo para eliminar residuos y desechos metabólicos generados durante el estrés. Hay tres tipos de plantas medicinales que puedan aliviar el estrés y la ansiedad de manera distinta:

Plantas revitalizantes

- Romero (Rosmarinus officinalis): tonificante muy útil para la fatiga crónica y el agotamiento por excesos intelectuales o físicos.

- Menta (Mentha piperita): planta muy tonificante además de digestiva y carminativa, colerética, antiséptica y analgésica.

- Ajedrea (Satureja montana):propiedades estimulantes para el sistema nervioso por lo que estaría indicada en casos de fatiga crónica, astenia, hipotensión y debilidad general.

- Angélica (Angelica archangelica): su acción equilibradora del sistema nervioso es muy beneficiosa para personas con estrés, estudiantes en época de exámenes, convalecientes, etc.

Plantas adaptógenas

- Ginseng (Panax ginseng): Tiene efectos antidepresivos y ansiolíticos y resulta conveniente en las enfermedades psicosomáticas y el estrés.

- Eleuterococo (Eleuterococcus senticosus): Es adaptógena y estimulante inespecífico de la actividad física e intelectual.

Plantas relajantes y equilibrantes

- Avena (Avena sativa): Resulta útil en casos de depresión, agotamiento físico y mental, convalecencias, afecciones digestivas, nerviosismo e insomnio.


- Espino blanco (Crataegus monogyna): tiene efecto simpaticolítico, es decir, sedante del sistema nervioso simpático. Resulta de gran utilidad en personas que padecen de nerviosismo que se manifiesta por sensación de opresión en el pecho, dificultad para respirar, taquicardia, angustia o insomnio.

- Azahar (Citrus aurantium): El azahar da buenos resultados en casos de nerviosismo e irritabilidad y no presenta efectos secundarios ni adicción.

- Lúpulo (Humulus lupulus): es sedante e inductor del sueño. Indicado en casos de nerviosismo, insomnio y jaquecas de origen nervioso. Nunca debe sobrepasarse la dosis indicada pues puede provocar náuseas.

- Melisa (Melissa officinalis): muy indicada en la depresión nerviosa y el estrés ya que posee una acción ligeramente sedante y reequilibrante del sistema nervioso. Útil en casos de ansiedad, hiperexcitación nerviosa, palpitaciones y dolores de cabeza de origen nervioso.

- Tilo (Tilia cordata, T. Platyphyllos): muy efectiva en casos de inquietud, nerviosismo, angustia e insomnio.

- Hierbaluisa (Lippia trphylla): indicada en diferentes tipos de alteraciones nerviosas, sobre todo en casos de ansiedad, donde en ocasiones funciona mejor que los tranquilizantes sintéticos.

- Valeriana (Valeriana officinalis): produce una relajación del sistema nervioso central y vegetativo disminuyendo la ansiedad.

- Cava-cava o Kava-kava (Kawa-kawa): posee un efecto depresor del sistema nervioso central, produce miorrelajación y es anticonvulsionante.

- Amapola de California (Eschsoltzia californica): se emplea como tranquilizante, analgésico e inductor suave del sueño.

- Lavanda (Lavandula officinalis): sedante y reequilibrante del sistema nervioso central y vegetativo.

Fuente: www.dsalud.com

Etiquetas: , , , , ,

ENLACES PATROCINADOS

Controla tu...
Drogas